El Festival de Música Antigua de Utrecht, quizá el más grande de su categoría, acaba de lanzar su nueva plataforma de video: EMTV ofrecerá más de 200 conciertos, documentales y charlas grabadas en el Festival; esto se verá reforzado por un calendario de transmisiones en continuo de nuevos conciertos, tanto del Festival como de las giras de la temporada. El Festival ha estado ofreciendo contenido online desde 2018, pero desde ahora, gracias a su nuevo hogar digital, habrá tres títulos nuevos cada mes. EMTV planea ofrecer incluso más conciertos a través de colaboraciones con socios, con el objetivo de llegar a los 700 títulos disponibles para ver en cinco años.

Proceso de grabación en el Festival de Música Antigua de Utrecht
© Utrecht Early Music Festival

He hablado con Juliette Dufornee, deputy director de EMTV, quien admite que el nombre es “un gesto hacia la televisión musical. Lo bueno,” explica, “es que para mucha gente tiene algo de nostalgia. Y para los que no saben de lo que hablo, está claro lo que se ofrece. EMTV es un sello en sí mismo”.

Respaldada por titulaciones en periodismo y musicología, Dufornee trabajó en MonteVerdi Media y en Brava HDTV, precursores de EMTV, antes de venir al Festival hace diez años. De esas pioneras aventuras, dice: “Era demasiado pronto. No había iPhones o Netflix o apps. Pero la idea era la misma: crear una plataforma para promocionar la música clásica en todos sus aspectos y crear un medio masivo para la música clásica. Disfruté trabajando allí y aprendí muchísimo”.

En el catálogo de EMTV se puede buscar por periodo –Edad Media, Renacimiento y Barroco– y por género. Los artistas vienen de las filas del Festival, lo que significa que son de los mejores del mundo, entre ellos, Richard Egarr, Lucie Horsch, Bob van Asperen, Skip Sempé e incluso la Harmonious Society of Tickle-Fiddle Gentlemen –por mencionar solo algunos. El catálogo contiene también diez conciertos del prestigioso International Van Wassenaer Competition para conjuntos jóvenes de música antigua.

“Una suscripción a EMTV proporciona lo mejor que la música antigua tiene para ofrecer” escribió la European Early Music Network. Durante el Festival de este año, programado entre el 26 de agosto y el 4 de septiembre bajo el tema de la Galanterie, el equipo de producción grabará cinco transmisiones en continuo al día y de nuevo entre septiembre y junio, 15 nuevos títulos procedentes de las giras de conciertos.

Aunque los artistas de la edición de este año del Festival no han sido anunciados oficialmente cuando hablo con Dufornee, el tema de la Galanterie, con especial atención a Bach y sus hijos, incluye la celebración del 100 aniversario de la Netherlands Bach Society y un análisis de “gallant (wo)man, desde el amor cortesano del Medievo hasta el Renacimiento”.

“Estamos intentando traer a Jordi Savall,” revela Dufornee. “Ha venido al festival antes y espero de veras que esté dispuesto a participar en las transmisiones en directo. La Bach Society será artista residente y tendremos dos o tres transmisiones en directo con ellos. Estoy casi segura de que contaremos con la Orchestra of the 18th Century para nuestros conciertos de clausura y con casi toda seguridad podremos transmitir esos también. Y muchos, muchos más…”.

Proceso de grabación en el Festival de Música Antigua de Utrecht
© Utrecht Early Music Festival

Aunque se tiende a pensar que un festival de música antigua es principalmente para entendidos, Dufornee lo ve de una manera completamente diferente. “Lo bueno del festival es que presentamos un repertorio muy desconocido, así que realmente no importa cuánto sepas de música antigua –o cuánto no sepas– porque la mayoría es nueva música antigua. Cualquiera con un corazón abierto a la música podrá disfrutarlo”.

Cuando Dufornee llegó al Festival, “no se grababan vídeos de música antigua prácticamente en ninguna parte”, recuerda. “Había Mahlers y Beethovens desde todos los ángulos de cámara posibles, pero si querías algo de música del Renacimiento, no había nada. Y entonces pensé: tenemos un festival. Tenemos los mejores artistas de música antigua. ¡Cojamos una cámara y empecemos a grabar!”.

Y eso hicieron a comienzos de 2018. “El Festival era ideal para organizarse y comenzar a rodar,” explica Dufornee. “Teníamos tantos conciertos que pudimos reunir mucho contenido rápidamente, después conseguimos una buena distribución”. Pero cuando debido a la pandemia hubo que cancelar el Festival y las giras, nos enfrentamos a un reto. “Queríamos llegar a nuestro público y ofrecerles algo de aliento durante esos tiempos tan difíciles y extraños,” me comenta. El gobierno medió con ayuda económica y el Festival transmitió gratis los conciertos que ya se habían grabado.

“Me sorprendió el buen recibimiento que tuvo. En realidad no pusimos mucho esfuerzo de marketing en ello,” comenta, “pero antes de que nos diéramos cuenta, gente de la India, Argentina y de todas las partes del mundo, lo estaban viendo. Teníamos un público internacional en el Festival en vivo, pero no tan internacional como en las transmisiones online. Creo que éramos, hasta donde sabemos, la única organización que estaba transmitiendo a esta escala, y cuando se convirtió en un fenómeno internacional, nos abrió los ojos rápidamente: la música antigua era un potencial de oro”.

Y de hecho, aunque centrada en lanzar la plataforma y la sacar adelante la edición de este año del Festival, Dufornee también ha realizado prospecciones en torno a la música antigua.  “Tenemos un desarrollador que está hablando con conjuntos, compañías discográficas y otras partes interesadas en contenido original o creado en colaboración, incluyendo programación para niños. Definitivamente queremos abrir nuestro catálogo y añadir cosas que nosotros no hacemos, como producciones de ópera. Ahora que tenemos la plataforma”, continúa Dufornee, “tenemos un escenario de transmisión en vivo para todos nuestros artistas –y para otros festivales también. Si unimos fuerzas, EMTV puede ser un gran éxito”.

Y EMTV tiene ya una audiencia internacional. “El país número uno es Holanda, como cabría esperar”, revela. “Pero el número dos es Estados Unidos, en tercer lugar, Singapur y en cuarto, Japón. ¡Fue una absoluta sorpresa! Pensamos que los mercados clave serían Bélgica, Alemania y quizás Reino Unido”. Tras el asombro inicial, Dufornee se dio cuenta de que la EMTV estaba llegando a un tipo distinto de público audiovisual, tal y como me comenta, y no solo “el público que tienes en el auditorio”. De hecho, había cierto temor en torno a que si EMTV ofrecía demasiados conciertos transmitidos en continuo, la gente dejaría de acudir al Festival. “Pero eso no ha pasado. En realidad se trata de dos tipos de público distintos”.  

En cualquier caso, cuando le pregunto si eso significa que los conciertos transmitidos en continuo a través de EMTV son un producto aparte del Festival, se ríe. “Siempre y cuando te atraiga la música que ofrecemos, por favor, disfrútala como mejor te convenga. Yo iba a conciertos con poca frecuencia cuando era joven, más bien casi nunca”, recuerda. “Pero sí escuchaba muchos CD y conciertos por la radio. Y eso mantuvo mi pasión”. Y Dufornee cree que el medio online es una manera “de hacer la música antigua más popular” y es “absolutamente cierto” que si consigues que más gente escuche música antigua, la asistencia a conciertos se incrementará.

Antes de despedirnos, Dufornee me comenta que durante el Festival se pueden ver en cualquier momento “15 o 20 personas en sus bicicletas por Utrecht trasladando equipos a los lugares de grabación. Son geniales, flexibles, amables y felices de hacerlo”, dice. “Sin ellos, esto no sería posible”.

Haga clic aquí para consultar las próximas transmisiones en directo de EMTV.

Este artículo ha sido promocionado por el Festival de Música Antigua de Utrecht