"Dame la lista de la lavandería y la pondré en música", así bromeaba Gioachino Rossini sobre su posición como uno de los compositores más populares de su tiempo. Compuso música instrumental, de cámara y religiosa, pero por lo que mejor se lo conoce es por sus 39 óperas, especialmente por Il barbiere di Siviglia (El barbero de Sevilla) y La Cenerentolla (La Cenicienta), que se interpretan a lo largo y ancho del mundo cada año. Hoy celebramos su 224 cumpleaños, y como el pobre Rossini solo cumple cada cuatro años, queremos asegurarnos de que lo hacemos por todo lo alto con una playlist de las arias favoritas de Bachtrack.

Tanto Alison Karlin como Mark Pullinger, han elegido una de las arias más famosas, el trabalenguas de Fígaro "Largo al factotum" de Il barbiere di Siviglia. En 2016 se cumplen 200 años de la composición de la ópera, ¿quién iba a imaginarse que sobreviría a su desastroso estreno con tanta fuerza? Aquí podemos disfutarla en una producción del Met.

Mark ha querido añadir un aria más, en este caso, el finale del acto I de L'italiana in Algeri: la astuta Isabella y su admirador Taddeo han naufragado en Argel, donde Mustafà, el bey, se enamora de ella al instante. En el final del Acto I, Isabella se sorprende al encontrar que su amado, Lindoro, es el esclavo del bey y se va a casar con Elvira. ¿Confundido?, los personajes también, que expresan su asombro en un conjunto en el que retumban en sus cabezas campanas, martillos, cuervos graznando y estruendosos cañones. ¡Qué divertido!

La editora de danza Alexandra Desvignes ha optado por algo más contenido: en este año en el que celebramos el 400 aniversario de Shakespeare, merece la pena recordar que Rossini escribió una ópera sobre la historia de Otello 70 años antes que Verdi. Aquí tenemos la "canción del sauce" de Desdémona:

Nuestra editora de español, Katia de Miguel, también ha elegido esta preciosa aria. El rol de Desdémona está entre aquellos que Rossino creó para su esposa, la soprano española Isabella Colbran. Es una de las arias más atractivas de Rossini y está brillantemente compuesta como un conjunto de variaciones. Aquí podemos escucharla en al voz de Cecilia Bartoli.

David Karlin ha elegido "Sombre forêt" de Guillaume Tell (también conocida como "Selva opaca", de Guglielmo Tell, en su versión italiana). Un ejemplo de libro de como la trucos de la técnica del bel canto se pueden utilizar de una manera tan inteligente que apenas se perciben: todo lo que se escucha es belleza, nostalgia y una actitud contempaltiva.

Vamos primero con la versión francesa en la voz de  Montserat Caballé:

Seguido de la magnífica Aleksandra Kurzak cantando en italiano:

El editor francés Nicolas Schotter ha elegido una de las cavatinas más famosas "Una voce poco fa", de Rosina, que se presenta en el primer acto de Il barbiere. Escuchamos la interpretación de Cecilia Bartoli, la cual encuentro fascinante por el fraseo de su voz, la facilidad con la que aborda la coloratura, extremadamente clara y llena de significado desde un punto de vista dramático, y por último, pero no menos importante, su sobresaliente capacidad actoral.

Como entusiasta cantante de coro en los años de universidad, Hedy Muehleck ha optado por algo diferente, un fragmento de la Petite Messe Solennelle. No es ni pequeña ni solemne, pero es una magnífica elección llena de preciosas melodías, especialmente en esta versión para piano y armonio.

Aquí podéis escuchar a Marina Rebeka y Sara Mingardo interpretando Qui tollis:


Para descubrir más acerca de la música de Rossini, consulta la página que le dedicamos.

¡Que la disfrutéis!