Yo soy europea. Mis antepasados son de Europa continental y nos sentimos en casa en todo el continente. David pasó el jueves haciendo campaña por el "Remain", pero cuando nos despertamos el viernes tuvimos la desilusión de saber que había ganado el "Leave". Estuvimos todo el dia de luto, como si fuera la muerte de un familiar cercano: hemos hablado con amigos y familiares durante todo el fin de semana hasta que no había nada más que decir y el lunes volvimos al trabajo.

David y yo creamos la página web Bachtrack en Enero 2008 y desde el inicio quisimos romper las barreras entre los países, trayendo el conocimiento relacionado con la música clásica y la ópera desde todos los países a nuestra página web. Las personas con quien hablo están en todas las partes de Europa continental. Cuando me atreví a comenzar a llamar de nuevo esta semana, me quedé asombrada al descubrir que no me contestaban con desprecio sino con una inmensa compasión por la situación del Reino Unido, y con un sentimiento general que podríamos resumir como " no te preocupes, no va a hacer mucha diferencia a largo plazo".

Desearía tener la misma confianza. Este es un momento muy dificil para nosotros.

Suponiendo que el artículo 50 se ponga en marcha, si los nuevos acuerdos no están en su lugar en el momento en el que nuestro período de transición de 2 años termine, las tarifas podrían hacer nuestro negocio insostenible desde el Reino Unido, que siempre ha sido mi hogar.

Sé de un sinnúmero de colaboraciones donde participan promotores ingleses y sus homólogos europeos, del REMA (la Asociación de la Música Antigua), de Opera Europa. Precisamente hace unos días presenté un festival en Finlandia basado en otro de Gales, y lo hice porque sentí que los directores artísticos compartían puntos de vista comunes hacia la música que producen y ambos se beneficiarían de la conversación. Y es que es de eso de lo que se trata. Nadie en la industria de la música clásica espera convertirse en millonario; todos trabajamos en este campo porque nos apasiona y queremos ayudar los artistas a transmitir su arte a un público más amplio. Necesitamos las ventajas que el gran mercado de la UE nos ofrece para que esto sea sostenible. Sé de orquestas en España y Bulgaria que necesitan de artistas del extranjero para llenar las vacantes de sus orquestas, pero ahora nadie sabe si estos movimientos transfronterizos de jóvenes músicos británicos pueden continuar.

Se ha demostrado muchas veces y en diversas situaciones que los intercambios culturales reducen el racismo y el miedo que a menudo lo acompaña, por lo que no hay que perder la esperanza de construir conexiones entre países y trabajar juntos a través de las fronteras. Puede tomar más tiempo, ser más complicada o incluso cada vez más caro conseguir el "mercado común " europeo que nuestros hijos quieren y merecen, pero no obstante acabará por suceder. Con la llegada de Internet la globalización es imparable.

Mi sentimiento es de profunda ira por nuestra propia pérdida y la de nuestros hijos con las perspectivas a corto plazo - pero no puedo dejar que la realidad de una unidad europea actualmente en pleno funcionamiento sea golpeado por un ex-periodista con sus propios intereses y que anhela poder. Soy una europea y voy a seguir siéndolo. De algún modo.

Y nadie puede arrebatarme eso.