© Turisme de Barcelona
© Turisme de Barcelona

De todas las ciudades europeas, una de las mejores para una escapada de fin de semana es, sin duda, Barcelona. Ofrece una mezcla de lo antiguo y lo moderno: la Ciutat Vella, donde el barrio gótico se extiende alrededor de la original ciudad romana o el barrio del Ensanche, en el que encotramos la obra maestra de Gaudí, la Basílica de la Sagrada Familia. Pasear a lo lardo de La Rambla, seguramente la avenida arbolada más famosa del mundo con sus puestos de flores y sus intérpretes callejeros, o perderse hacia el castillo de Montjuïc, la antigua fortaleza militar que domina la ciudad. Mayo es muy buen momento para visitar Barcelona, antes de que las temperaturas sean demasiado altas, y puede disfrutar de un magnífico fin de semana en el Liceu, el teatro de ópera de Barcelona.

Gran Teatre del Liceu © Antoni Bofill
Gran Teatre del Liceu
© Antoni Bofill

El Gran Teatre del Liceu abrió en La Rambla en 1847. La primera ópera que se representó fue Anna Bolena de Donizetti. En 1994, a causa de un incendio, el teatro quedó destruido. Fue reconstruido y pasó a manos del estado. Reabrió sus puertas en 1999. Incluso durante los años en los que el teatro estuvo cerrado, el Liceu continuó ofreciendo representaciones operísticas. La disposición de la sala está inspirada en la Scala de Milán, en forma de herradura y cinco pisos de asientos, tiene una capacidad para 2292 asistentes (es el teatro con forma de herradura más grande de Europa). El público del Liceu puede disfrutar un amplia oferta de óperas y además, en mayo, encontrará en un solo fin de semana dos interesantes producciones de dos títulos imprescindibles del XIX.

La Fille du régiment, de Donizetti fue un auténtico éxito cuando se estrenó en París. Sumó nada menos que 500 representaciones en la Opéra-Comique en unos 30 años, y se representaba habitualmente el Día de la Bastilla. La ópera se desarrolla durante las Guerras Napoleónicas, Marie es la vivandière del regimiento francés. Los soldados la encontraron abandonada en el campo de batalla cuando era bebé y la adoptaron como "la hija del regimiento". Se enamora de Tonio, un tirolés que rápidamente cambia su lealtad hacia Francia. Su romance se rompe cuando se descubre que Marie es la sobrina del marqués de Birkenfield, y este se la lleva para educarla como una señorita. ¿Triunfará el amor? ¡No mientras el marqués pueda impedirlo!

Patrizia Ciofi y Pietro Spagnoli en <i>La fille du régiment</i> © Antoni Bofill
Patrizia Ciofi y Pietro Spagnoli en La fille du régiment
© Antoni Bofill

La producción de Laurent Pelly de la ópera de Donizetti, justificademente aclamada, está coproducida por el Met, la Royal Opera y la Wienner Staatsoper. Sus inmensos decorados muestran enormes mapas del Tirol, se extienden por todo el escenario y se recrea en lo ridículo. El regimiento francés, bajo el mando del sargento Sulpice, es especialmente desafortunado, ofreciendo espacio para la comicidad y el humor. Esta producción ya se representó en el Liceu en 2010. La soprano Sabina Puértolas, que ya se presentó en el Liceu como Despina (Cosí fan tutte), asume el rol de la guerrera Marie, mientras el tenor mexicano Javier Camarena interpreta a Tonio. Camarena se ha labrado todo un nombre con este rol, con sus estridentes nueve dos sobreagudos en la famosa aria  "Ah! mes amis, quel jour de fête". De entre el resto del reparto, la soprano coloratura Ewa Podlés seguro que desarrolla una buena maniobra en el cómico papel de la marquesa.

El holandés errante, no es, francamente, como para dar risa. Es una historia de fantasmas sobre un capitán de barco que ha sido condenado a vagar por los mares para siempre y sin descanso. Una vez cada siete años, puede arribar a una orilla y, si encuentra amor verdadero en una mujer buena quedará liberado del encantamiento. La ópera fue inspirada por un peligroso viaje por mar que Wagner hizo entre Riga y Londres en 1839, escuchando la tormentosa obertura, no es difícil de imaginar.

En la ópera, el holandés conoce a un capitán noruego, Daland, que le promete a su hija, Senta, en matrimonio. Senta se ha sentido fascinada desde niña por la leyenda del holandés errante y le promete amor verdadero. Lo cual no cae muy bien a su novio, Erik, que se siente traicionado. Senta se ve forzada a tomar una difícil decisión, ¿hará un sacrificio y salvará a su hombre?

La producción del director Philipp Stölzl ya se ha visto en Basilea y Berlín. En su Holandés, la acción tiene lugar en la imaginación de Senta. Obsesionada por la historia, Senta busca el libro que contiene la leyenda del holandés en la biblioteca de la mansión de Daland. Daland trae al futuro marido de Senta (no al holandés) pero Senta, en su lugar, se imagina al holandés en un retrato gigante, así que el dueto tiene lugar en dos niveles. Durante la boda, las cosas no salen del todo como estaban planeadas.

Albert Dohmen y Egils Silins comparten el rol del holandés. Silins asumirá el papel en las últimas funciones de mayo. Mientras que en las dos últimas representaciones, la soprano dramática Anja Campe cantará Senta, un papel que ha paseado ya por toda Europa.

Patrizia Ciofi y Pietro Spagnoli en <i>La fille du régiment</i> © Antoni Bofill
Patrizia Ciofi y Pietro Spagnoli en La fille du régiment
© Antoni Bofill

Si se organiza bien su viaje a Barcelona, puede ir a escuchar a la Orquestra Simfònica del Gran Teatre del Liceu, la más antigua de España en activo, en un concierto dedicado a Tchaikovsky y dirigido por Josep Pons. La pianista georgiana Khatia Buniatishvili, tiene un seguimiento internacional y una reputación por abordar obras salvajes y dramáticas del tipo de las de Liszt. Interpreta uno de los conciertos de piano más famosos (el Primero, de Tchaikovsky), que fue deshechado por su dedicatario, Nikolai Rubinstein, como “sin valor e intocable”. Finalmente, Rubinstein consiguió dominar el concierto. La otra obra de Tchaikovsky en programa es la Quinta sinfonía, una obra dominada por la melancolía rusa y la idea del destino. Será un preludio de lujo a su fin de semana operístico en el Liceu.

Haga clic aquí para ver toda la programación del Liceu.

 

Artículo promocionado por el Gran Teatre del Liceu.