Si estás de visita en Praga, con toda certeza caminarás por sus calles y admirarás los edificios. Pero si quieres una perspectiva diferente, tal y como cualquier buen curso de fotografía de paisaje que se precie te recomendará, tienes que observar desde más arriba. Por fortuna, la gente de Praga sabe esto y han facilitado el acceso, de forma segura, a muchas de las torres que hay en la ciudad (por un módico precio, eso sí). Además, si te calzas un buen par de zapatos para caminar y te diriges a la orilla oeste del Moldava, encontrarás unas prominentes colinas con vistas espectaculares de los tejados de la ciudad. A continuación te mostramos nuestra guía sobre algunos de los mejores lugares a los que acudir para disfrutar de estupendas panorámicas - y, si eres fotógrafo, encontrar el encuadre perfecto.

Comenzamos nuestra andadura por la mañana en la Torre de la Pólvora, la torre gótica negra situada en la parte este de la Ciudad Vieja. Tendrás que vértelas con una escalera estrechísima para llegar a la galería panorámica en lo alto, pero sabrás que habrá merecido la pena cuando descubras una estupenda vista de la cúpula de la Casa Municipal para complementar sus cafés y los interiores de Alfons Mucha que seguramente ya habrás contemplado.

Vista de la Casa Municipal desde la Torre de la Pólvora
© David Karlin | Bachtrack Ltd

Camina (con cuidado) por la galería de la Torre de la Pólvora y verás la superestructura de la Plaza de la Ciudad Vieja, con el Ayuntamiento de la Ciudad Vieja y las torres del templo de la Madre de Dios ante Týn; a lo lejos se divisa el Castillo de Praga.

Vista de la Plaza de la Ciudad Vieja y del Castillo de Praga desde la Torre de la Pólvora
© David Karlin | Bachtrack Ltd

Ya que te encuentras en esta parte de la ciudad, dirígete hacia el cubista Museo de Artes Aplicadas – Casa de la Madre de Dios Negra (Uměleckoprůmyslové museum – Dům U Černé Matky Boží). Tras un reconstituyente café y un pedazo de tarta en el Grand Café Orient (o en el restaurante Černá Madona de al lado), pasa las taquillas del Museo de Artes Aplicadas, acércate a la escalera y mira hacia arriba: te darás cuenta por qué se le ha dado el nombre de “escalera de la bombilla”. También resulta interesante subir por el ascensor y, si no sufres de vértigo, mirar hacia abajo.

Casa de la Madre de Dios Negra: escalera de la bombilla
© David Karlin | Bachtrack Ltd

Por cierto, si necesitas hacer algunas compras con firma, cerca se encuentra el Palladium, un centro comercial superglamuroso que ofrece otra clase de “vista superior” de la ciudad.

Centro Comercial Palladium
© David Karlin | Bachtrack Ltd

Continúa hacia la Plaza de la Ciudad Vieja (Staroměstské náměstí) y dirígete a la entrada del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja, cerca del Reloj Astronómico. A diferencia de la Torre de la Pólvora, aquí hay instalado un ascensor que te lleva a la galería superior, la cual es, probablemente, el mejor lugar de Praga para una vista desde lo alto. Hay una panorámica magnífica: mira hacia el oeste más allá del Moldava y verás el Castillo de Praga y las agujas de la catedral de San Vito.

Castillo de Praga desde la galería de la torre del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja
© David Karlin | Bachtrack Ltd

Hacia la izquierda, al otro lado de la plaza, se ofrece una vista de cerca de la iglesia de la Madre de Dios ante Týn.

Iglesia de la Madre de Dios ante Týn vista desde la Torre del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja
© David Karlin | Bachtrack Ltd

Continúa moviéndote hacia la izquierda y mira hacia abajo para disfrutar de una imagen a vista de pájaro de la Plaza de la Ciudad Vieja con el monumento a Jan Hus en el centro.

Plaza de la Ciudad Vieja desde la galería de la Torre del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja
© David Karlin | Bachtrack Ltd

Es difícil obtener una vista superior del Castillo de Praga y de San Vito, pero un lugar en Praga desde el que puedes conseguirlo es el parque en el monte de Petřín, en la orilla oeste del Moldava. Hay una buena caminata cuesta arriba desde Malá Strana, pero al mismo tiempo, es un paseo delicioso si el tiempo acompaña y te verás recompensado por las magníficas vistas como estas de San Vito desde el suroeste. Hay una torre mirador, por cierto, que te permite conseguir una posición aún más elevada. La otra opción para ver San Vito desde arriba es la Torre de televisión de Žižkov, pero está bastante alejada.

Catedral de San Vito en el Castillo de Praga desde los Jardines de Petřín
© David Karlin | Bachtrack Ltd

En ese mismo lado del río, pero en el lado opuesto del castillo, están los Jardines de Letná, a los que se llega tras una subida más llevadera. En lo alto se encuentra el Pabellón Hanavský, en el que sirven café y tartas (seguimos en Praga, después de todo) y las vistas probablemente más famosas de la ciudad: grupos de fotógrafos se reúnen hacia la “hora azul” (el mejor momento es unos 30 minutos antes del atardecer) para captar los puentes perfectamente alineados.

Puentes sobre el Moldava desde los Jardines de Letná
© David Karlin

Ya que estás en los Jardines Letná y especialmente si eres un amante de la música clásica, no olvides mirar hacia la izquierda, verás el Rudolfinum y las luces de las farolas reflejadas en el Moldava.

El Rudolfinum desde los Jardines Letná
© David Karlin | Bachtrack Ltd

Terminamos este tour fotográfico volviendo al Moldava para visitar otro lugar especial por su “hora azul”: la Torre del Puente de la Ciudad Vieja en el lado este del Puente de Carlos. Esta es la torre del Museo Smetana.

El Museo Smetana desde la Torre del Puente de la Ciudad Vieja
© David Karlin | Bachtrack Ltd

Y por supuesto, si miras al otro lado del río por la noche, San Vito resplandece magníficamente iluminada…

Catedral de San Vito en el Castillo de Praga desde la Torre del Puente de la Ciudad Vieja
© David Karlin | Bachtrack Ltd

Fotos tomadas en enero de 2020.

Este artículo ha sido promocionado por Prague City Tourism.