De la gran Arena de Verona a la antigua Terme di Caracalla en Roma, parece que cada ciudad y pueblo tiene algo musical cociendo a fuego lento en la cocina de verano. La planificación y la puntualidad no será el perfekt organisiert de Salzburgo, pero eso es parte de la diversión y el encanto de la bella Italia.  

Castello di Magione © Sagrivit srl
Castello di Magione
© Sagrivit srl

Muchos de los festivales más pequeños, con frecuencia al aire libre, se centran en la música antigua y barroca y se celebran en espectaculares entornos históricos, además, se suelen acompañar de comida fabulosa y magníficos vinos locales. La programación es a menudo original y la música de muy alto nivel, pero es la experiencia de estas pequeñas joyas italiana al completo, lo que lo hace tan especial.

El plato estrella del menú musical es el Festival de Música Trasimeno de Angela Hewitt en la idílica región de Umbría, en el centro de Italia, que se inaugura el 28 de junio. El concierto de apertura correrá a cargo de la Orquesta de Cámara de Zúrich con Sir Roger Norrington y la propia directora del Festival al piano. El lugar elegido es la espléndida Basilica di San Pietro, en Perugia, que data del s. X. Las siguientes actuaciones del festival tendrán lugar en el almenado Castillo de los Caballeros de Malta en el pueblo de Magione.

Anne Sophie van Otter y el Brooklyn Rider String Quartet interpretan música más reciente el 30 de junio. Dado el origen del director, el Día Nacional de Canadá se celebra en el exquisito Teatro Morlacchi, en Perugia, con un popurrí de música para piano a cargo de cuatro pianistas canadienses: Janina Fialkowska, Angela Hewitt, Jon Kimura Parker y Charles Richard-Hamelin. Cenas de gala con deliciosos vinos de la tierra preceden, por lo general, a los conciertos. El festival se cierra con un recital con obras de Scarlatti y Beethoven, de nuevo por la infatigable Hewitt.

Santuario di Mongiovino, Panicale © Odhecaton
Santuario di Mongiovino, Panicale
© Odhecaton

Perugia debe poseer algún tipo de magnetismo, porque después del Maggio Musicale Fiorentino, el segundo Festival de música más antiguo en Italia es el Sagre Musicale Umbra, fundada por el duque Guido Carlo Visconti di Modrone (tío del director de cine Luchino Visconti) en 1937. Entre los artistas que se han sentido atraídos por las colinas de Umbría en los últimos años se cuentan Herbert von Karajan, Carlo Maria Giulini, Maria Callas, Elisabeth Schwarzkopf y el año pasado, Martha Argerich.

La sede principal del Festival se encuentra en Perugia, pero utilizan otros lugares cercanos como la Catedral de San Lorenzo, la Basílica de San Pedro y el Teatro Morlacchi. Incluso algunos conciertos del Sagre Musicale Umbra tienen lugar espacios más alejados, por ejemplo, en el magnífico Santuario di Mongiovino en Panicale y que supone un escenario perfecto para el notable conjunto vocal Odhecaton de Paolo da Col. La Basílica de San Francisco de Asís ofrece un lugar aún más edificante espiritualmente. Este histórico Festival estará en marcha a lo largo de todo septiembre. 

Antonio Vivaldi murió en 1741 y durante casi 200 años su música estuvo olvidada. No fue hasta que Alfredo Casella inauguró la “Semana Vivaldi” en 1939 que el interés en el cura pelirrojo despertó y, sorprendentemente, no en Venecia, pero en la exquisita ciudad toscana de Siena. Aprovechando la aparentemente ilimitada generosidad del conde Guido Chigi Saracini, Casella creó la Settimana Musicale Senese que, aparte de la recuperación de Vivaldi, tiene una historia impresionante. Músicos internacionalmente reconocidos como Daniel Barenboim, Maurizio Pollini, Mischa Maisky y Matthias Goerne se han presentado ante el público del imponente Palazzo Chigi Saracini. Este año, el Festival Internacional “Chigiana” será del 7 de julio al 31 de agosto con una variada lista de compositores e intérpretes tales como la Orquesta della Toscana y Salvatore Accardo. Los conciertos se celebran en los alrededores del exquisito palacio, la suntuosa catedral románica del s. XIII de Siena o en el coqueto Teatro dei Rozzi, entre otros atractivos lugares de la ciudad.

Catedral de Siena © Terre di Sienna Tourist Office
Catedral de Siena
© Terre di Sienna Tourist Office

Al pie de las colinas toscanas se encuentra el paradisíaco Val d'Orcia, que además de utilizarse como localización para la película El paciente inglés, es el lugar donde se encuentran los famosos viñedos Brunello di Montalcino. Aquí se desarrolla el Incontri en Terra Festival di Siena, entre el 29 de julio y el 5 de agosto, en el entorno de la Villa La Foce. Sus inmaculados jardines fueron diseñados por el paisajista inglés Cecil Pisent y proporcionan un entorno mágico para la amplia selección de música que este año propone el festival bajo la dirección de Alessio Bax. Este elegante festival al estilo Glyndebourne, pero sin los pícnics, arrancó en 1989 y estuvo durante muchos años bajo los auspicios de Yehudi Menuhin. Los miembros actuales de la junta son entre otros Maxim Vengerov, Maurizio Pollini, Vladimir Ashkenazy y el actor Colin Firth. The Financial Times describió La Foce como “Una de las experiencias musicales más agradables del verano de la Toscana”. Complimenti!

Jardines de La Foce © Incontri in Terra d Siena
Jardines de La Foce
© Incontri in Terra d Siena

Una reciente anexión al calendario musical del verano italiano es el Festival Barocco Alessandro Stradella. La vida del compositor Stradella fue tan fascinante como lo es su música y en algunos aspectos se le puede situar a medio camino entre Casanova y Caravaggio. Una serie de estafas a la Iglesia y la costumbre de seducir a las mujeres de sus ricos mecenas, hicieron que viviera prácticamente en constante huida. El deceso le llegó pronto, Stradella murió en Génova en 1682 a manos de sicarios enviados por un marido traicionado. El Festival se celebraba en origen en el pequeño pueblo natal de Stradella, pero se extenderá, en 2017 al cercano Viterbo y al Palazzo Farnese, en Caprarola. Arranca el 2 de septiembre con la ópera La Doriclea, las voces de Xavier Sabata y Emoke Barath y música a cargo de Il Pomo d'Oro bajo la dirección de Andrea De Carlo.

Murallas de Viterbo © Guida touristica Viterbo
Murallas de Viterbo
© Guida touristica Viterbo

El maestro De Carlo y el conjunto de música antigua “Mare Nostrum” son el motor, no sólo del festival, sino de la recuperación de la música de Stradella. El Festival es parte del “Proyecto Stradella” que entre ptras cosas, han grabado los oratorios Santa Pelagia y Santa Editta para el sello Arcana. Los expertos en música antigua aseguran que la recuperación de la música de Stradella será tan importante como lo fue la de Vivaldi hace 80 años. Así que el Festival es una oportunidad estupenda para aquellos interesados que quieran descubrir la figura y la música de Alessandro Stradella.

Vediamo ci en Italia!