España está sembrada de festivales tan variados y ricos como el propio país. Entre las distintas propuestas podemos encontrar desde música antigua y barroca, hasta danza y flamenco, en la costa o en la montaña, en iglesias y castillos. Aquí repasamos los más importantes y esperamos que tras la lectura sienta unas irrefrenables ganas de reservar un hueco en su agenda para alguno o varios de estos festivales.

El año arranca en Madrid con Madrid en Danza, una amplia muestra por distintos estilos y propuestas, tanto nacionales como internacionales de la danza y el ballet. Avanzado el otoño y antes de que entre el frío, podemos disfrutar de los últimos rayos en la preciosa ciudad de Cádiz, donde se desarrolla el Festival de Música Española “Manuel de Falla”, no podía llamarse de otra manera, claro está.

Vista de la Catedral de Cádiz © Turismo de Cádiz
Vista de la Catedral de Cádiz
© Turismo de Cádiz

El programa, centrado en repertorio e intérpretes españoles, ofrece también numerosas propuestas de cante y baile flamenco. Acercándonos al invierno, dejamos la costa gaditana, y ahora sí, me temo que el frío está asegurado, pero las preciosas ciudades renacentistas de Úbeda y Baeza son acogedoras y encantadoras en todo momento, cuanto más si sus palacetes e iglesias se llenan con las voces e instrumentos que dan vida al repertorio renacentista y barroco que programa el Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza. La propuesta, que ha cumplido ya 21 años, está ampliando sus escenarios y llega también a otras poblaciones cercanas, además de ofrecer una abierta internacionalización: la pasada edición se dedicó a México.

Para contrarrestar las durezas del invierno, qué mejor que viajar a Canarias, allí, en enero, tiene lugar en su agradable clima el Festival Internacional de Música de Canarias. Algunas de las mejores orquestas, solistas y directores europeos (entre los que se cuentan también intérpretes españoles) recalan en el archipiélago, atraídos quizá también por las bondades del clima y comparten programa con las orquestas locales, la Orquesta Sinfónica de Tenerife y la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria.

Como preludio a la primavera nos movemos ahora a una gran ciudad costera: Barcelona. Cuenta con dos grandes auditorios (Palau de la Música y l'Auditori) que ponen en marcha sólidas temporadas y acogen programaciones de promotores externos, y con un teatro de ópera, el Gran Teatre del Liceu, de tal modo que la oferta musical en Barcelona es tan amplia, que es posible que haya al menos un evento cada día de la temporada. El Barcelona Obertura Spring Festival quiere dar muestra de ello y abandera las distintas propuestas que tienen lugar entre el 4 y el 17 de marzo, unos días de especial actividad con un total de 19 eventos promovidos por el Palau, l’Auditori y el Liceu, de tal calidad e interés que sería difícil seleccionar uno!

Iglesia de San Luis de los Franceses en Sevilla © M. J. López
Iglesia de San Luis de los Franceses en Sevilla
© M. J. López

No podíamos alejarnos de Andalucía por mucho tiempo (es una de las regiones que más festivales acoge, sea por su extensión o por su riquísimo pasado histórico y artístico) y volvemos en marzo para el Festival de Música Antigua de Sevilla. Se extiende a lo largo de cuatro semanas y se reparte en cuatro espacios, el Teatro de la Maestranza, la Catedral, la iglesia de San Luis de los Franceses y el más moderno Espacio Turina. El programa, con música del Renacimiento y el Barroco aúna grupos españoles y conjuntos extranjeros. La magnífica Orquesta Barroca de Sevilla toma parte activa en el festival, y la pasada edición contó con la presencia de grupos como Accademia del Piacere, Capella Santa Maria y The King’s Consort; interesantísimos proyectos como la versión original para quinteto y soprano del Stabat Mater de Boccherini o las Variaciones Goldberg interpretadas en el clave y propuestas elaboradas en torno a la figura del pintor sevillano Murillo como parte del Año Murillo.

Nos acercamos a la Semana Santa y es de obligada mención la Semana de Música Religiosa de Cuenca, lejos quedan los tiempos dorados de este festival que hasta encargaba y estrenaba obras, pero su ubicación en esta ciudad Patrimonio de la Humanidad, que incluye atractivos como el Museo de Arte Abstracto, hacen que aún merezca la pena una visita.

Si la música antigua entre frías paredepos de sillares de una iglesia no es lo que más le atrae, pero quiere conocer Úbeda, tiene otra oportunidad en primavera: la ciudad jienense saca buen partido a sus recursos y monta otro festival, esta vez internacional y de música y danza. En el magnífico Hospital de Santiago, que data de 1575, se celebra entre mayo y junio esta propuesta a la que en la pasada edición acudieron Pepe Romero, Ainhoa Arteta y Javier Perianes; no falta la música de cámara o propuestas para los más pequeños  así como el ballet. La Fura dels Baus fueron los encargados de cerrar la 30 edición del festival. La amplia programación acoge también al ganador del Concurso Internacional de Piano Premio Jaén.

Es obligado mencionar el flamenco y, aunque hay muchos, pequeños y grandes, festivales de flamenco, especialmente en el sur, uno que representa una buena muestra del talento nacional es Suma Flamenca en Madrid. Transcurre en junio en distintos espacios, incluidos jardines, y algunos de ellos son gratis.

Un lugar realmente mágico, aunque no apto para claustrofóbicos, en el que escuchar grandes voces, instrumentistas o ver la mejor danza está bajo tierra. El Festival Cueva de Nerja tiene lugar, efectivamente, en las Cuevas de Nerja. Un conjunto de cavidades que el tiempo, el agua y la química ha esculpido, siendo una de ellas, además, un anfiteatro natural. Es en esta cavidad o sala, denominada Sala de la Cascada o del Ballet donde tienen lugar cada año los conciertos del festival.

Con el verano llegan los grandes festivales internacionales, e inaugura la temporada el Festival de Granada. Recién estrenada la dirección artística de Pablo Heras-Casado, la 67 edición parece haber sido todo un éxito. Algo que hace único a este festival es su ubicación, nacido en la Alhambra recoge un inmenso legado musical y lo transmite al mundo desde este simpar espacio. Este año han pasado por el escenario del Palacio de Carlos V y los jardines del Generalife música de Debussy con Les Siècles, flamenco, danza, música del barroco a cargo de Forma Antiqva o repertorio ruso de inspiración hispana con la Orquesta del Mariinsky y Valery Gergiev.

Palacio La Alhambra en Granada © Turismo de Andalucía
Palacio La Alhambra en Granada
© Turismo de Andalucía

Para contrarrestar las calurosas noches estivales de la Costa Brava, el Festival Castell de Peralada se desarrolla en la región del Alto Ampurdán, al pie de los Pirineos y rodeado de viñedos. Hay varios espacios, pero la mayor parte de los conciertos tienen lugar en el interior del castillo medieval. Se extiende desde primeros de julio hasta mediados de agosto y ofrece una variada programación que incluye cantautores, recitales, óperas y ballet. Jonas Kaufmann y Plácido Domingo se cuentan entre los artistas que lo han visitado este verano. Es un festival ambicioso que ofrece producciones propias, este año de La flauta mágica y Rinaldo, de Handel. También ha contado con el estreno y única actuación en España de Amore, de la estrella del Bolshoi Svetlana Zakharova y proyectos propios como el de Silvia Pérez Cruz y Marco Mezquida.

Con solo escuchar “Schubertiada”, nos retrotraemos directamente a un salón vienés de 1820. Pero la Schubertiada de Vilabertrán (organizada por la Asociación Franz Schubert de Barcelona) rinde homenaje a la canción poética desde la Canónica de Santa María. Este monasterio medieval centraliza la mayor parte de la actividad de la asociación durante el mes de agosto y los mejores intérpretes de Lied del momento figuran en el programa, el cual se completa con propuestas camerísticas, a lo que se suma una intensa actividad pedagógica.

Para muchos, el verano llama a estar a la orilla del mar, así que ahora sí, nos movemos a la costa para visitar los festivales de Santander y San Sebastián. Indudablemente atractivos por presentar grandes artistas y agrupaciones en zonas habitualmente fuera de los circuitos de dichos conjuntos. Además, el verano en el norte de la Península es suave y una cuidadísima gastronomía uno de los puntos fuertes. El Festival de Santander acoge a la vez las finales del Concurso Internacional Piano de Santander y durante el mes de agosto se han dado cita orquestas como la London Symphony Orchestra con Simon Rattle al frente o la del Festival de Budapest con Iván Fischer a la cabeza. Entre los solistas que han pasado por el escenario del Palacio de Festivales están las hermanas Labèque, Joaquín Achúcarro o Christian Gerhaher.

El auditorio Kursaal en la playa de la Zurriola, al fondo la bahía de la Concha © San Sebastián Turismo
El auditorio Kursaal en la playa de la Zurriola, al fondo la bahía de la Concha
© San Sebastián Turismo

En la elegante ciudad de San Sebastián, que ha crecido frente a la bahía de la Concha, y en el extremo de la misma donde se encuentra el Auditorio Kursaal, se dan cita a lo largo del mes de agosto agrupaciones como la Rotterdams Philharmonisch Orkest de la mano de Nézet-Séguin o la NDR Elbphilharmonie Orchester. La Quincena Musical de San Sebastián también tiene una vertiente escénica con La Creación en la producción de La Fura dels Baus y La italiana en Argel en coproducción con el Colón de Buenos Aires y el Festival de San Lorenzo de El Escorial.