No hay premio para la segunda posición. Lo sentimos, Beethoven, pero el puesto para el compositor con mayor número de interpretaciones en 2017 vuelve a Wolfgang Amadeus Mozart, mientras que los coros del Hallelujah se cantarán por todo el mundo para celebrar que el Mesías de Handel sigue siendo la obra más interpretada. La base de datos de Bachtrack ha incluido un número similar de eventos que el año anterior, alrededor de 32 000.

Puede encontrar la infografía completa aquí.

Si mira al gráfico anterior del "top 6 de compositores", verá que J. S. Bach está estrechando el espacio entre él y los compositores más interpretados, Mozart y Beethoven, será fascinante ver si llega a sobrepasar a los dos gigantes en los años venideros. En la misma tabla, verá que Brahms y Schubert parecen haber caído en cuanto al número de obras que se interpretan y parecen competidores no clasificados en esta carrrera. Tras estos seis, cualquier cosa puede pasar.

En este grupo se amontonan entre 700 y 1130 representaciones, así que cualquiera puede ascender hacia los primeros puestos en un buen año, y por supuesto se celebra en 2018 el centenario de la muerte de Debussy, que ya está en el puesto 12... Leonard Bernstein ya ha escalado posiciones, y ha pasado del 43 al 27 en 2017 y su centenario este año asegura que seguirá subiendo, pero resulta difícil imaginárselo entre los 20 primeros.

Este año, hemos decidido medir cómo de patriota es cada país basándonos en la correlación entre la cantidad de música de un país que se toca fuera de ese país y la misma música interpretada en el propio país. Por ejemplo, un 6% de la música de compositores nacidos en Gran Bretaña se toca por todo el mundo, frente al 13% en Gran Bretaña, y este porcentaje es aproximadamente el mismo en todos los países que hemos analizado. Encontramos dos excepciones: Alemania, donde se toca el doble de lo que parece la norma y llegan al 40% y España, donde el 10,4% de lo que se toca está compuesto por españoles frente a una media del 1,2% que se toca fuera! Hemos analizado aquellos países de los cuales tenemos suficientes eventos en nuestra base de datos para asegurar que los resultados son precisos.

De aquí se destila un dato fascinante cuando se mira qué periodos de música se toca en cada país (dejamos fuera EE. UU. con muy poca música propia anterior al s. XX). Se pueden apreciar enormes diferencias entre Austria y el resto del mundo en este gráfico, con aquel mucho más interesado en su repertorio clásico que en lo que se compone hoy en día.

En 2013 anunciamos al mundo que solo había una mujer entre los 100 directores más ocupados de todo el mundo. Cuatro años más tarde, encontramos un total de cinco. En los próximos 5-10 años deberíamos poder ver una gran incremento y estaremos observando. La entrada más destacada es la de Mirga Gražinytė-Tyla, directora de la City of Birmingham Symphony Orchestra desde 2016 y ganadora en 2012 del premio a director joven de Salzburgo.

Si observamos los 10 directores más ocupados, su edad varía desde los 36 de Jakub Hrůša, ahora no solo director de la Bamberg Symphony, sino también director invitado de las Philharmonia Orchestra y Tokyo Metropolitan Symphony Orchestra y más recientemente director invitado de la Czech Philharmonic. Así que no sorprende que se halla presentado en 63 conciertos y 18 óperas. El mayor en el podio es Herbert Blomstedt, que ha aparecido en nuestra lista de directores más ocupados durante los últimos 10 años y ostenta ahora la venerable edad de 90. Sin lugar a dudas, deberíamos brindar por él para celebrarlo.

Herbert Blomstedt © Martin U.K. Lengemann
Herbert Blomstedt
© Martin U.K. Lengemann

Siempre nos gusta analizar también lo que ocurre en la música contemporánea, donde el compositor con mayor número de obras interpretadas ha sido Arvo Pärt desde 2011. Este año es el séptimo en el que ostenta el título, pero parece que las cosas están cambiando y el liderazgo es menos seguro que en el pasado con John Williams y John Adams siguiéndolo de cerca.

Es muy interesante analizar las obras más interpretadas de todo el conjunto del repertorio en nuestras estadísticas y este año se muestran signos de que la música Romántica está perdiendo importancia en favor, primeramente, de alguna de la música de la primera mitad del s. XX. ¿Quién sabe? Quizá el público siempre ha preferido la música compuesta un siglo antes. Unas estadísticas a esta escala no han salido solo para comprobar esto.

Traducido del inglés por Katia de Miguel