Todos los parisinos saben que la ciudad se vacía en agosto. La frase “Paris au mois d'Août” es proverbial como denotando un lugar desolado –también es el título de una película romántica de 1960 (y canción) en la que Charles Aznavour se ha quedado en la ciudad mientras su familia se ha marchado a las afueras. París es una de las grandes ciudades culturales del mundo, pero no en agosto, cuando la música clásica está limitada a algún concierto de órgano en Notre Dame o un viaje a Versalles para ver la música en los jardines. Su última gran fiesta antes de que todo el mundo se marche de la capital es el maravilloso Festival Chopin à Paris, que se tiene lugar hasta mediados de julio en el Parc de Bagatelle, en el Bois de Boulogne.

Jardin de Bagatelle, París © Benchaum | Wikimedia commons
Jardin de Bagatelle, París
© Benchaum | Wikimedia commons

Pero aquí viene lo interesante: mientras que la capital está desierta, el resto del país rebosa de festivales de música, todos compitiendo por la atención de una población que de repente, por unos breves semanas, dispone de tiempo libre. Prácticamente cualquier población de un tamaño razonable, al parecer, se une a la iniciativa, y algunas de las ofertas son de primera calidad internacional. Si quiere disfrutar de los placeres de la campiña francesa y de las ciudades de provincia e incluir un poco de música en el camino, a finales de julio / agosto es el momento de hacerlo: tanto si está planeando un viaje dedicado a la música o simplemente quiere disfrutar de algún concierto como parte de sus vacaciones.

Los festivales se presentan en todas las formas, tamaños y estilos de música. Hay festivales en bodegas, en abadías, en islas, en castillos, y en ciudades. Algunos se describen a sí mismos como “itinerante”, como el Festival 1001 Notes, en Limoges y algunas ciudades y pueblos de alrededor. Hay festivales de ópera, festivales orquestales, festivales de piano, festivales de cuartetos de cuerda, de música contemporánea. Si incluye música no clásica, los números son asombrosos: en 2016, la región de Provenza (sin duda, uno de los destinos turísticos más importantes) ostentó 245 festivales en 267 ciudades; calculamos que había al menos 800 eventos de música clásica entre los festivales.

Entre los asistentes hay numerosos franceses, y que son el objetivo de la mayoría de los promotores. Pero también hay varias empresas importantes con una presencia internacional considerable. Encabeza esta lista, además de ser el más antiguo, Festival de Aix-en-Provence, cuya edición 2017 se extiende del 3 al 22 de julio. Bajo la dirección de Bernard Foccroulle, Aix ha encargado nuevas e importantes óperas como Written on Skin de George Benjamin. El estreno mundial de este año será Pinocho, de Philippe Boesmans (para saber más, puede leer nuestra entrevista con el barítono Stéphane Degout). Este año, la ópera temprana que presenta Aix es Erismena, de Cavalli, así como títulos más habituales. También hay un consistente programa de conciertos –puede leer más en nuestro adelanto previa.

<i>A Midsummer Night's Dream</i> en el Théâtre de l'Archevêché, Aix-en-Provence 2015 © Vincent Pontet
A Midsummer Night's Dream en el Théâtre de l'Archevêché, Aix-en-Provence 2015
© Vincent Pontet

A una hora de Aix-en-Provence, viajando por el valle del Ródano, está la ciudad de Orange, con su magnífico anfiteatro romano, hendido en la ladera de una colina y el hogar de las Chorégies d'Orange. Este año, Aida tiene un reparto particularmente fuerte: Sondra Radvanovsky, Anita Rachvelishvili, Marcelo Álvarez y Quinn Kelsey. Si prefiere un festival de bel canto más pequeño e íntimo en un entorno de casa de campo, debe al otro gran valle del país, el del Loira -deteniéndose, por supuesto, a tomar un château o dos- y diríjase a la Opéra de Baugé: el Festival de este año ofrecerá Lucia di Lammermoor, La Cenerentola y La clemenza di Tito. O para los que prefieran un pequeño festival en una hermosa región menos conocida por el turístico extranjero, vaya a Gascony, podrá ver La traviata en la Opéra des Landes. El otro gran destino operístico es Beaune, donde el Festival International d’Opéra Baroque & Romantique ofrece un programa repleto de especialistas del Barroco y talentos de la ópera temprana.

El principal festival de piano de Francia es el Festival International de Piano, con sede en La Roque-d'Anthéron (también en la Provenza, al norte de Aix) además de utilizar una docena de salas por la región. El programa de 2017 no se ha publicado en el momento de escribir este artículo, pero para que se haga una idea: la edición 2016 incluyó nombres como Grigory Sokolov, Boris Berezovsky, Benjamin Grosvenor, Lukas Geniušas, Nikolai Lugansky, François-Frédéric Guy -vale la pena el viaje solo para ver a uno de ellos. También en la zona, a finales de agosto y principios de septiembre, hay un festival dedicado íntegramente al cuarteto de cuerda: el Festival International de Quatuors à Cordes de Luberon.

Inverosímil, en vista de los recientes cambios políticos, otro de los grandes festivales, el Festival Berlioz, ha elegido el tema británico de Londres en la era de las grandes exposiciones -y un notable invitado británico será Sir John Eliot Gardiner, dirigiendo La damnation de Faust. Es otro festival que tiene lugar en varios espacios y situado en una región espectacular, en este caso a los pies de los Alpes en Grenoble: Gardiner se interpretará su programa en el castillo de Luis XI, cuya estructura original es del s. XIII.

Festival Messiaen en La Meije © Colin Samuels
Festival Messiaen en La Meije
© Colin Samuels

También en los Alpes, cerca de Grenoble tiene lugar el Festival Messiaen a finales de julio, centrado en en la música del s. XX. La edición de este año celebra el 70 cumpleaños del alumno de Messiaen, Tristan Murail: se encontrará con algunos instrumentos electrónicos interesantes como el Ondas Martenot, así como obras clásicas contemporáneas.

Con varias docenas de festivales donde elegir, no es posible detallar una lista exhaustiva. Pero esto es lo que puede tomar como referencia: en julio y agosto, Francia ofrece una lista excepcional de oportunidades para escuchar buena música en entornos espectaculares. Les mantendremos informados.